Bitácora electoral 26

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN CENTROAMERICANA

 

81

La propaganda electoral se mueve a cuatro líneas: redes sociales, pinta y pega, vallas, periódico-radio-tevé. La mayoría se esfuerza en danzar en al menos una de esas líneas y descargar ahí todo su tiempo, pero hay quienes pueden pagar por estar en las cuatro líneas y, además, de vez en cuando hay algún mitin y eso permite fortalecer vínculos electorales.

Los partidos políticos en el mercado de las pasiones son el equivalente a las iglesias en el mercado del espíritu. Las personas que creen en los desgastados discursos políticos no tardan mucho en descubrir que cayeron en una trampa cuando al cabo de tres a cinco años los resultados no son palpables en la vida social y material.

 

82

Si entendemos que las producciones audiovisuales de alta calidad técnica y conceptual son capaces de llevar a la televidencia hacia momentos pasionales tan intensos como el gol en una final importante para un hincha, entonces podremos notar que, en la campaña electoral de El Salvador, los momentos pasionales que han sido televisados fueron auspiciados por el Gobierno.

Ese capital simbólico es el que ahora emplea Nuevas Ideas y, en menor medida GANA, para trasladar su poder político hacia la Asamblea Legislativa. La contraparte a la alta calidad técnica, en este caso, y como siempre, es ARENA y, en segundo lugar, Nuestro Tiempo, sin embargo en sus producciones carecen de capital simbólico que arrastrar y dignificar en estas elecciones, por eso sus conceptos no logran penetrar en la consciencia colectiva, entonces parecieran ser discursos vacíos que solo buscan likes y atención mediática.

Los partidos políticos, al igual que las empresas y grandes corporaciones, buscan fidelizar a su clientela. Luego, hay quienes pagan con votos y hay quienes reciben de pago un puesto de trabajo. Pero lo que está en juego es el silencio en los pactos. Al final, lo que en cada elección está en juego es la legitimidad del sistema político, aunque desde hace décadas se hayan descubierto y expuesto sus trampas, sus actos de corrupción y sus abusos de poder, se supone que mientras existan elecciones libres, la sociedad permanecerá bajo el umbral de la democracia y del Estado de Derecho.

 

83

Quienes se encargan de trabajar la propaganda electoral y las producciones audiovisuales, deberían de tomar en cuenta que lo que está en juego no es un curul o una alcaldía, si no, hacia dónde estarán enfocadas las pasiones de un conglomerado social. Si se construyen discursos de odio, se avanza hacia la guerra. Si se construyen iconografías con sentido común, se avanza hacia la cordura. Si se empieza a difamar, imperará la mentira. Si se forjan lazos y alianzas discursivas, se llegará a acuerdos. Si se vanagloria al antihéroe, se introducirá la decadencia. Si otros líderes se arrojan a los pies de uno solo, se fortalece el culto al ego. Si todo es blanco y negro, se banalizará la política.

 

 

29-01-2021

Deja una respuesta