CHILE: DISCURSO DE GABRIEL BORIC

DISCURSO DE GABRIEL BORIC TRAS GANAR ELECCIONES PRIMARIAS PRESIDENCIALES EN CHILE 2021

 

A los independientes, a todos los compañeros y compañeras de Apruebo Dignidad y por sobre todo el pueblo de Chile. Por sobre todo al pueblo de Chile, que lleva tanto tiempo luchando para poder tener una vida digna, algo tan sencillo como una vida digna, pero este modelo se lo ha negado permanentemente.

     Hoy estamos acá con la emoción de esta linda alegría, de esta victoria alcanzada, pero con la conciencia plena de que para ganar en noviembre necesitamos ser muchos más. Hemos hecho una campaña de propuestas, convocante, de alegría, que ha transmitido esperanza al pueblo de Chile.

Hemos hecho una campaña que superó todas las expectativas que todas y todos tenían. Pero, hoy día lo que le espero transmitir, además de esta alegría, que no sé cómo expresarla bien… Bea, ayudame…

     Lo que les quiero transmitir compañeros y compañeras, es el sentido de responsabilidad que hoy todos tenemos sobre nuestros hombros, porque no soy solo yo, hoy día me toca estar al frente de esto como lo he estado otras veces en la vida. Pero la responsabilidad de cambiar Chile es colectiva, hoy día estamos encarnando un proceso colectivo y quiero también aprovechar esta instancia para agradecer ante todo el país a nuestro compañero Daniel Jadue, porque tal como lo dijimos, vamos a trabajar juntos desde esta noche. Tal como dijimos, vamos a trabajar juntos, con el Partido Comunista y todas las fuerzas de Chile Digno, a quien le entregamos un abrazo fraterno. Desde ya, ratificamos nuestro pacto, nuestra alianza para seguir construyendo una fuerza política y social que sea capaz de cambiar Chile.

     Recuerden este momento a todas y todos quienes no están, porque como dijimos durante la campaña, esta es una convocatoria de los jóvenes de todas las generaciones. No le tengan miedo a la juventud para cambiar este país. Porque también debemos a la experiencia de quienes estuvieron y lucharon antes de nosotros. Aprendemos de sus errores y de sus aciertos.

Y con la conciencia histórica de que somos una posta más larga que nuestras experiencias vitales, podemos decir hoy día con mucha alegría, con mucha esperanza, como hemos repetido en las plazas de nuestro país, en las regiones, en los espacios más recónditos que, si Chile fue la cuna del neoliberalismo, también será su tumba, compañeros y compañeras.

Pero creo importante decir que las tumbas tienen un aspecto lúgubre, queremos un espacio donde florezcan todas las flores y allí nos imaginamos una campaña que de ahora en adelante sea capaz de hablarle a todo el pueblo de Chile, incluyendo a quienes se han sentido decepcionados y aislados de la política institucional. A las familias endeudadas, a las mujeres empobrecidas por esta crisis mientras los más ricos se enriquecían.

Queremos hablarle a los pueblos originarios, durante tanto, tanto tiempo postergados y postergadas, que hoy ven también, en la esperanza de la Convención Constituyente y en la voz de su presidenta, a quien le entrego todo mi respeto y disposición, presidenta Elisa Loncón, para colaborar y no obstruir el proceso constituyente.

Hay algo que está pasando compañeros y compañeras que es muy emocionante, es muy bonito, que creo que es importante que seamos capaces de dimensionarlo. Hoy día, en estas primarias, donde además hemos tenido un resultado con dos candidatos superior a la primaria de los de enfrente, que representa a las fuerzas del orden y conservadoras y que fue un motivo de alegría para el pueblo chileno; es que no estamos concentrando poder, queremos distribuirlo. Y hay algo que yo he dicho, también en todas las plazas donde yo he estado, porque vengo de una región extrema que sabe las dificultades del centralismo, sabe que el centralismo es un tope al desarrollo de nuestro país. Y yo espero ser un presidente, en caso de ser electo por el pueblo de Chile en noviembre, no hay que adelantarse, que termine su gobierno con menos poder con el que empezó. Seamos capaces de distribuirlo a los territorios, porque confiamos en la sociedad civil organizada, confiamos en el protagonismo popular, nunca más gobierno sin el pueblo, compañeras y compañeros.

     Venimos de las movilizaciones sociales, nos formamos políticamente en las luchas sociales que han ido convergiendo a lo largo de la historia y eso es también importante. Apruebo Dignidad, como bien decía Daniel, durante mucho tiempo estuvimos peleándonos en la izquierda. Es momento de que abordemos el desafío histórico de la unidad para construir las transformaciones del pueblo de Chile. Y Apruebo Dignidad, esta alianza que se forja y engrandece, no es una alianza electoral. No nació solamente por casualidad para negociar cupos. Es una alianza que se forjó en las luchas sociales, es una alianza que se forjó en muchas movilizaciones a lo largo de Chile y eso es tremendamente importante. No nos olvidemos de dónde venimos. Nunca nos olvidemos de dónde venimos y tengamos siempre los pies bien puestos en la tierra.

     Estos momentos cuando las cámaras encandilan, pueden ser momentos para marearse. Para que la soberbia le gane a la humildad necesaria para ser más convocantes.

     Yo hoy día desde esta posición, que asumo como tremendo honor y responsabilidad, les quiero decir a los que aún dudan, a quienes lucharon desde octubre en adelante y quienes vienen desde hace mucho antes para cambiar este modelo. A quienes visitamos en los campamentos, a las madres de Chile, a las mujeres, por sobre todos a quienes viven en pueblos aislados y no se sienten representados por nadie, a quienes han desconfiado de la política, acá van a encontrar las puertas abiertas, una candidatura que sepa escuchar, una candidatura que aprenda en el camino. Que ojalá a través de todos estos oídos, sea capacidad de tener una porosidad y escuchar, lo que palpa, lo que sufre el pueblo de Chile.

     Para convertir en esa rabia que nos da la desigualdad, en una esperanza incontenible para cambiar Chile.

     Y como hace muchos años dijera, en un discurso de despedida, un compañero presidente que hoy nos vuelve a la memoria, mucho más temprano que tarde, en todas las regiones de Chile se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre y la mujer libres, para construir una sociedad mejor.

Santiago de Chile, 19 de julio 2021

Fuente: click aquí

Deja una respuesta