Bitácora electoral 51

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN CENTROAMERICANA

154

Puede que durante la campaña electoral aparezcan figuras que parecen ser determinantes para la construcción del sentido de un partido y del quehacer político salvadoreño, sin embargo, si no logran ser elegidos por la población, corren el riesgo de caer en la máxima irrelevancia política. El ejemplo más claro es el PDC, lleva dos décadas arrastrándose por esos linderos, sin duda, la suerte que tengan VAMOS, Nuestro Tiempo y CD, será muy parecida.

Y es que son dos cosas diferentes ser masivamente votado a ser trending topic. En el segundo caso, alguien puede ser motivo de burla y no por ello contar con el mismo respaldo electoral que sugieren las risas. Hacer coincidir ambas cosas es clave para quien aspire tener una carrera política de largo plazo.

155

El partido político que avanza de incógnito en estas elecciones es Democracia Salvadoreña (DS), que ha decidido correr en coalición con ARENA y con el PCN en varios lugares.

Lo que se sabe de este partido es que fue fundado por Adolfo Salume, quien es dueño del equipo de fútbol Alianza F.C., de Mister Donut, de ABank y de Diario 1. Y aunque el partido no tiene ninguna diputación ni alcaldía, el TSE decidió no anularlo y dejarlo navegando con vida sobre una tabla en medio de un furioso oleaje.

156

Desde la presidencia se habla mucho de la posibilidad de un fraude electoral y pareciera ser una reminiscencia que se le impone a la población apelando a los recuerdos de su historia, donde los fraudes electorales eran motivo de golpe de Estado, de guerra, de persecusión, de exilio y de asesinato.

Puede que eso incentive al voto y genere nerviosismo general, pero no es poca cosa jugar con el inconsciente colectivo y tratar al sujeto social que se ha elegido de target como a un individuo y aplicar retórica y programación neurolingüística para moverlo a las urnas. Habrá que ver qué resultado le trae invocar algo como eso. Lo cierto es que la posibilidad de fraude electoral siempre ha estado latente, pero en este caso, los señalamientos que hace el presidente y compañía, tienen un trasfondo programático más que alarmista.

23-2-2021

Deja una respuesta