Bitácora electoral 47

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN CENTROAMERICANA

143

De cualquier forma que quede configurada la Asamblea Legislativa, después del 28F, donde es claro que el partido Nuevas Ideas tendrá la mayor cantidad de diputados, el país seguirá sometido a esta férula absurda de confrontación ad infinitum. Y esto solo pronostica un mal final para este capítulo político iniciado en 2019.

No podía ser de otra manera, dado el esquema de comunicación política que el nuevo grupo de poder se trazó: chocar, chocar, chocar con todos para que nadie más se suba al podio de los ‘elegidos’, y ya en esa posición imaginar que la ridícula parcela del planeta Tierra que gobierna, está rendida a sus pies. ¿Y después?

144

La siguiente parada es, con mayoría calificada o no de Nuevas Ideas en la Asamblea Legislativa, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). No era interminable la pita del endeudamiento internacional de El Salvador, y ya se ha llegado al otro extremo.

Cualquier programa que se adopte, a propósito de lo planteado por el FMI, implicará un escenario restrictivo y habrá afectaciones sociales sensibles. Por eso se trata de un ajuste. No es una canasta con viandas para todos lo que trae el FMI.

145

A esto debe agregarse el impacto de la emergencia sanitaria de 2020 que puso en jaque la reproducción social en todo el planeta. En lo que se acuerde con el FMI, sin duda que el punto de la reactivación económica pos emergencia sanitaria verá disminuidas sus expectativas. Es decir, tras corneados, apaleados.

146

Con mayoría calificada o sin ella en la Asamblea Legislativa por parte de Nuevas Ideas, el acuerdo al que se llegue con el FMI, será uno que comportará eliminación de empleos en el sector público, contracción del gasto en el Estado, merma en la protección social. Y de remate, quedará en el limbo el mensaje principal de la expansión mundial de la covid-19: cambiar la forma de producir y de vivir.

19-2-2021

Deja una respuesta