Bitácora electoral 43

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN CENTROAMERICANA

127

La noticia de la candidata a diputada que tuvo el accidente automovilístico donde murió un miembro del Cuerpo de Agentes Metropolitanos, aunque incidental, termina siendo electoral. Como lo fue en su momento la del accidente automovilístico del diputado Arturo Magaña, donde pereció uno de sus acompañantes. Los dos hechos están emparentados y son diferentes. Emparentados: alcohol, imprudencia. Diferentes: Magaña salió librado en lo judicial porque pagó una fuerte indemnización a los familiares del fallecido. La candidata a diputada quizá no tenga esos recursos disponibles. Magaña estaba en la franja de los adláteres del actual gobierno. La candidata a diputada, en el equipo equivocado. Emparentados: muestran, ambos casos, la (mala) calidad de los funcionarios públicos (activos y en perspectiva). Si quieren beber, pues que lo hagan, pero se exponen al escrutinio público, y otros terminan pagando con sus vidas.

128

La misión de la OEA que visita el país ojalá que amplíe su interlocución, porque en la vida política de este país no solo hay Gobierno y oposición. Así como están las cosas y aunque todo indique que el partido Nuevas Ideas se alzará con el control de la Asamblea Legislativa, eso no sugiere que la disidencia cesará. Es más, tenderá a incrementarse y a buscar un perfil político más claro. Lo electoral, es solo un momento de lo político. Claro, dependerá de las acciones que tomen los ‘ganadores’. Si parten del supuesto errado de que ahora ellos ‘mandan’ y todo mundo a obedecer, pues El Salvador se estará asomando a su pasado. Que los ‘ganadores’ no tengan ningún interés en el pluralismo, eso es un asunto muy de ellos, la cuestión es que el diseño institucional de este país, después de 1992, ha tendido a la pluralidad. La pretensión de constituir una ‘aplanadora legislativa’ (hija putativa de la aplanadora electoral que ahora está materializada) es un sueño de cortísima duración, con la desventaja, para los ‘ganadores’ que eso implica un acelerado y profundo desgaste, en tanto que les hace alucinar con un eterno tiempo político que no existe. Ni a los ‘ganadores’ de antes les alcanzaron los 13 años de gobierno de Maximiliano Hernández Martínez ni los 17 años de gobierno del PCN ni los 20 años de los gobiernos de ARENA ni los 10 años de gobiernos del FMLN… ¡La volatilidad electoral es la reina de este baile!

129

Lo que sí está claro es que, de seguir el curso actual de la situación, donde la confrontación feroz y el escamoteo de los controles son nota constitutiva del quehacer de los futuros ‘ganadores’, pues lo que se viene es una película vieja por todos conocida.

15-2-2021

Deja una respuesta